Vistas a la página totales

miércoles, junio 17, 2020

SOLICITUD DE LIBRO CARELMAPU

NECESITAMOS ADQUIRIR TEXTO:

"CARELMAPU Y SU HISTORIA"

DEL AUTOR 

GINO BARDUCCI AMOR

5A EDICION 2010

OFERTAS A

cuadernoscaicaen@yahoo.es

(puede ser nuevo, usado, fotocopiado legible, en digital pdf, digital, 
favor indicar lugar donde podríamos recogerlo)

sábado, mayo 02, 2020

ORIGEN DE LA CIUDAD DE CALBUCO EN 1603

Mi pequeña Patria Verdiazul cumple en estos días aciagos 417 años desde que la fundara el segoviano don Francisco Hernández Ortiz-Pizarro. Como un sencillo homenaje publico este artículo que forma parte del libro editado por la Ilustre Municipalidad de Calbuco en 2014 y que fue llevado como obsequio a Villacastín España, la patria de Francisco el año del Hermanamiento entre ambas ciudades.
ORIGEN DE LA CIUDAD DE CALBUCO
Edición de homenaje a la Ciudad Hermana de Villacastín
Calbuco - Villacastín 2014
José Mansilla-Utchal Almonacid
América  Impresores Puerto Montt 2014 116 pp.

Para citar en caso de copia del artículo: pp. 55 -64 del texto



Origen de la Ciudad de Calbuco

José Mansilla-Utchal Almonacid
Historiador Calbucano

EL PRINCIPIO

Calbuco es una de las ciudades de Chile que tuvo su origen en uno de los momentos más dramáticos de la colonia; cuando el mundo construido por los conquistadores estuvo a punto de derrumbarse, luego que los araucanos dieron muerte al gobernador Oñez de Loyola en Curalaba el 23 de diciembre de 1598. Este triunfo bélico araucano fué el inicio de una de las más grandes insurrecciones indígenas. Comandados por el toqui Pelantaru las “ciudades de arriba” fueron destruidas por los indios y abandonadas por sus moradores españoles.

Al asomarse el siglo XVII el cuadro era desolador: desde el río Bío-Bío hasta el seno del Reloncaví sólo quedaban ruinas humeantes, poblaciones hambrientas y perseguidas por la mano del indio que cobraba venganza por el despojo de su tierra; y como si esto fuera poco reaparecen los corsarios en la costa del reino. Las crónicas de esta época, ruda y crucial, tienen un tremendo lenguaje dramático para referirse a los sucesos.

Las guarniciones españolas del sur fueron reforzadas con 300 hombres venidos del Perú al mando del coronel Francisco Del Campo, quién llegó a Valdivia después que las tropas de Pelantaru la destruyeran. Se apoderó de ella nuevamente y socorrió a los españoles de Osorno. Allí recibió una alarmante noticia: Baltazar Cordes, un corsario holandés, había irrumpido en Chiloé tomándose la ciudad de Castro con la ayuda de los aborígenes chilotes y pasado por las armas a casi todos los hombres españoles. Del Campo se trasladó con su gente en auxilio de los habitantes de Castro y derrotó a los holandeses, que lograron escapar. Los caciques sublevados fueron encerrados en una choza y quemados vivos. Con esta acción se aseguró la paz del archipiélago.

Regresó Francisco Del Campo a Osorno, donde la situación de los pobladores era de continua zozobra. Aquellos otrora arrogantes encomenderos debían vivir con las armas en la mano”. De continuo hostilizados por el indio solo querían abandonar la ciudad y retirarse a Chiloé, que les ofrecía una relativa tranquilidad. En los preparativos del despoblamiento de Osorno, Del Campo se dirigió a Carelmapu, donde encontró la muerte en una puntilla del sector de Pargua en 1601.

El nacimiento de Calbuco está íntimamente ligado a este hecho y es la consecuencia del abandono de la ciudad de Osorno por sus habitantes. Ambos sucesos han sido relatados por los cronistas y por testimonios de testigos en páginas que semejan poemas de angustiosa vivencia barroca: El 20 de enero de 1600 miles de indios cayeron sobre la ciudad quemando casas, iglesias y monasterios; obligando a los osorninos refugiarse y vivir en un fuerte 1.

Mientras tanto en febrero de 1601 había arribado al reino Alonso de Ribera el nuevo Gobernador de Chile quién, después de escuchar los pareceres de los capitanes del reino y sin tener noticias de Francisco Del Campo resolvió enviar al capitán Francisco Hernández Ortiz-Pizarro con 200 soldados en el navío La Pintadilla a las ciudades del sur, con la instrucción que si el coronel Del Campo hubiese muerto, debía Hernández asumir el mando de “las ciudades de arriba”.

Hernández Ortiz-Pizarro repobló Valdivia y socorrió Osorno. En esta última ciudad, españoles, clérigos y yanaconas consumían sus días asediados por el acoso del indio en el estrecho recinto del fuerte. Sin alimento porque durante los años postreros, españoles ni indios habían cultivado sementeras. Estos últimos de necesidad ya practicaban el canibalismo.

Crecían las necesidades y el hambre se hacía presente. El agua faltaba y los niños se morían de sed. Diego de Rosales narra que un soldado se comió los senos de una india muerta; perros y gatos ya no quedaban por haberlos consumidos todos; al no tener caballos muertos que comer sacaban lonjas de los caballos vivos, desenterraban cadáveres para usarlos como sebos para cazar perros y gallinazos y cocinarlos. Las mujeres que salían al campo a recoger yerbas y raíces eran capturadas por el indio, quedando cautivas2.

Incursión de Aborígenes según Rugendas: Un  Malón Araucano.

El Gobernador Ribera, conociendo las necesidades de Osorno, despachó cartas a Hernández Ortiz-Pizarro ordenándole el despoblamiento de Osorno y que con la gente sacada de esa ciudad hiciera una población en Carelmapu. El capitán Hernández Ortiz-Pizarro en acuerdo con los capitanes más experimentados y el Cabildo de Osorno, viendo que no podían sostenerse ante enemigo tan superior resolvió abandonar la antes próspera ciudad y ahora empobrecido fuerte 3.

En una fecha no determinada aún los desgraciados habitantes de Osorno iniciaron el éxodo hacia Chiloé 4Iba el cortejo según refiere un cronista:

“los más a pie, y qual o qual a caballo, sin llevar que comer, cargadas las mujeres de sus hixos, qual se paraba de floxa y cansada y qual se caía en el suelo de ambre. Unas dexaban los hixos, y los soldados de compasión los cargaban, y otras por su flaqueza pedían a los maridos que le ayudasen a cargar, y ubo hombre de estos que llevaba a cuestas tres niños. Era lástima ver a los pobres españoles, gente noble y delicada, caminar a pie y descalsos, con el ato a las rodillas por pantanos y ríos, con grandísima aflicción y trabaxo, comiendo yerbas crudas y tan desflaquecidos que avia día que no marchaba el campo un cuarto de legua”.

Salieron también de Osorno  unas monjas conventinas de Santa Isabel las que “descalzas y alegres iban haciendo el camino un poco apartadas de la gente”. Sus alabanzas y letanías zumbaban en los oídos de los esforzados caminantes.

“Sacaron algunas señoras de Osorno sus vestidos ricos, sus galas y atabios, y como el camino era largo y penoso los iban arroxando, teniendo por mexor alixerar de carga que verse oprimidas de ella, no haciendo poco en llebarse a si mismas que fue el camino tan trabaxoso y tal el hambre que murieron en él veinte y cuatro personas” 5.

Tenemos el testimonio de Luisa Pizarro, una española natural de Osorno en 1599 y que hizo la jornada. Recordando el suceso en 1643 cuando fue hecha prisionera por el pirata holandés Henry Brouwer en Quinchao declara que "el viaje duró un mes entero"  y que sufrieron "increíbles fatigas por la aspereza de los caminos de que se habían visto forzados a cargar a cuestas sus canoas o pequeñas embarcaciones para poder cruzar tres anchos y correntosos ríos" 6.

ALONSO DE RIBERA Y ZAMBRANO
GOBERNADOR DE CHILE
 (1601-1605)

La gente se instaló en un fuerte provisorio "llamado Guanauca, donde había algunos indios de paz" 7  Aquí fueron socorridos por los indios y vecinos de Chiloé y la columna se divide: mujeres, niños y vecinos irán en su mayoría a Castro; otro grupo incluyendo a los soldados irá a formar parte de la guarnición del fuerte San Antonio de la Ribera de Carelmapu. El resto de los soldados, los indios pacificados de Osorno, el contingente de indios de Guanauca y Men Men que se incorporaron a la escolta del grupo de Hernández y lo acompañaron hasta el Reloncaví y formaron las reducciones aborígenes de las islas de Calbuco (Men-Men y Caicaén) y Abtao (Chayahué)8. Es el grupo que aquí nos interesa: Francisco Hernández asumió la responsabilidad de llevar los soldados, sus familias y algunos vecinos a Calbuco. Otras eran las instrucciones emanadas por el gobernador Ribera. La población militar se asentó en un lugar situado en la parte continental, desconocido hasta hoy y luego se instalaron en la orilla suroccidental del estero de Huito, a unos dos kilómetros de la punta de Llahuecha en el lugar nombrado el Fuerte Viejo, según el mapa de Jose de Moraleda9. Thomas O'Higgins, tío del prócer, quién recogió esta información oralmente en 1797-1798 (Nótese que casi doscientos años después de ocurridos los sucesos) señala que

"siendo acosados sus habitantes por los indios bárbaros, se vieron obligados a trasladarse al paraje llamado San Rafael y como aún allí fueron perseguidos con tenacidad",

los españoles tomaron el arbitrio de pasar la población a la isla Caicaén donde en el lugar denominado La Picuta construyeron un fuerte definitivo, conocido posteriormente como el fuerte San Miguel de Calbuco 10.

De esta manera, pensaban los españoles proteger la parte norte de la isla Grande de Chiloé con una frontera de guerra a lo largo de la Costa del seno del Reloncaví. El fuerte San Antonio de la Ribera de Carelmapu, las reducciones de indios amigos de los españoles de Abtao y Calbuco y el fuerte  San Miguel de Calbuco formaban un escudo protector para contener al enemigo de la región de Osorno10a.

Uno de los primeros pobladores del fuerte de Calbuco fue don Álvaro Velázquez quién vino desde Osorno a Calbuco al mando de un "crecido número de indios amigos, muchos de ellos de su propia encomienda"  los que se quedaron en el fuerte de San Miguel, quienes junto a otros aborígenes llegados desde Osorno y sus aledaños dieron origen a ésta reducción que luego tuvo protección real11.




Ubicación del antiguo Fuerte San Miguel, Sector Caracolito, según Jose de Moraleda 1798

Robert Fitz-Roy el capitán inglés del barco explorador Beagle recopiló en 1835 la leyenda que corre sobre el origen del nombre de Calbuco: Cuando el maltratado grupo comandado por Hernández emergió de la humedad de los bosques y divisaron el mar, los indios de la columna prorrumpieron en gritos de "Calfü-có, calfü-có" que quiere decir Agua Azul12. Nueve lustros después de la hazaña de Ercilla, nuevamente el luminoso paisaje del seno del Reloncaví producía en los corazones hispanos la esperanza de amparo y quietud.

Con estos antecedentes ya podemos plantear la hipótesis que el origen de la ciudad se remonta al tiempo de la instalación del antiguo fuerte español fundado por Francisco Hernández Ortiz-Pizarro con los soldados y pobladores que huyeron de Osorno.

¿Cuál es la fecha exacta de la fundación del fuerte San Miguel de Calbuco? La interrogante no es fácil de responder. Todos los autores señalan que 1602 es el año de fundación de Calbuco. Algunos se inclinan por estimar que fue en el mes de noviembre de ese año13.

En un intento de esclarecer la fecha analizaremos los datos documentales conocidos sobre el hecho. Para esto seguiremos la cronología de los sucesos de la época tomando dos fechas límites:           
a)   el 09.11.1601 cuando el capitán Hernández Ortiz-Pizarro se embarcó con destino a Valdivia y Osorno y

b) el 17.11.1604 fecha de los envíos de socorros por Alonso de Ribera específicamente a Calbuco y Carelmapu:

09.11.1601        Francisco Hernández Ortiz-Pizarro sale de Concepción en La Pintadilla
22.11.1601        Hernández llega a Valdivia
05.12.1601        Hernández llega a Osorno
-- .12.1601    Hernández marcha a Carelmapu
-- .02.1602    Hernández en acuerdo con los osorninos parte a repoblar Valdivia
07.02.1602        La Villarrica es destruida por los indios
13.03.1602        Hernández Ortiz-Pizarro funda sobre las ruinas de Valdivia el fuerte de la Santísima Trinidad.
-- .03.1602    Parte Hernández a socorrer la Villarrica; en el camino se entera que la ciudad ha sido arrasada por el enemigo.
13.06.1602    Alonso de Ribera envía desde Concepción el navío con Socorros para Osorno, Villarrica y Chiloé. El barco se hunde en la isla Huafo
24.09.1602    Los indios atacan el fuerte de Valdivia. Muere el capitán Ortiz de Gatica. Fallidamente se le piden socorros a Hernández.
15.12.1602        Envía Ribera un socorro a Valdivia, en un navío al mando de Arraes; en el camino se encuentra con un navío que venía de Chiloé y se devuelve a Concepción.
20.12.1602    Francisco Hernández escribe al gobernador Ribera, donde le comunica la pérdida de la Galizabra y el estado de las ciudades australes. Nada dice de la despoblación de Osorno o la fundación de los fuertes de Calbuco y Carelmapu.
23.01.1603        Llega expedición de auxilio a Valdivia.
15.03.1603    Fecha crucial indicada en la carta de Alonso de Ribera al Rey que puede interpretarse que en este día el capitán despobló Osorno y también como la fecha en que el barco enviado por Ribera llega a las cercanías de Osorno14.
17.11.1603    Envía Ribera otro barco con socorros para Valdivia y Osorno con el encargo a Hernández de que

“saque [de Osorno] a Chiloé las mujeres y niños y procure conservar lo que estuviese de paz”, pide que le “vaya avisando de todo para que le acuda con comidas por el puerto de Carelmapu” 15.

05.11.1603        Arriba de vuelta a Concepción el barco enviado a Valdivia y Chiloé.      
19.11.1603        Envía Ribera desde Concepción el barco con orden de despoblar Valdivia y Osorno.
03.02.1604        Llega el barco a Valdivia en busca de los últimos sobrevivientes. Sigue viaje a Osorno pero se encuentra en Carelmapu con los españoles que ya habían despoblado es ciudad.
13.04.1604        Alonso de Ribera en carta al rey le comunica que se despobló Osorno el 15.03.1603.
17.11.1604            Envía Ribera un barco con socorros a los nuevos habitantes de Calbuco 16.

El año 1602 indicado como fecha de fundación de Calbuco estaría descartado ya que la carta del 20.12.1602 enviada a Ribera por Hernández Ortiz-Pizarro nada dice al respecto. Esta fecha señalada por Thomas O’Higgins como fuente documental-citada por algunos autores- merece el reparo de haber sido recogida casi 200 años después de la instalación del fuerte.
Si analizamos la carta de Alonso de Ribera al rey de fecha 13.04.1604 leeríamos que el fuerte de Osorno se despobló el 15 de marzo de 1603.  En una segunda lectura podríamos  entender que cuando el barco llegó a las cercanías de Osorno el 15 de marzo de 1603, la gente que habría salido antes de esa fecha de Osorno  estaba en una llanura llamada Guanauca, y no en Calbuco o Carelmapu.

En un intento de encajar la data de fundación en esta fecha (1602) podríamos considerar que la evacuación de Osorno se hizo en forma gradual, llevando a Chiloé primero una parte de los pobladores y luego el resto. Algunas declaraciones de testigos hablan que las religiosas de Santa Isabel salieron de Osorno antes que los españoles. Don Crescente Errázuriz quién estudió profusamente este período refuta estos antecedentes17.

El 26.03.1603 Ribera envió un barco con socorros a Osorno y Valdivia. Este barco arribó de vuelta a Concepción donde estaba el Gobernador el 05.11.1603 y debió llevar forzosamente la noticia a Ribera del despoblamiento de Osorno y la destrucción de la Villarrica. ¿Por qué el gobernador Ribera envió 14 días más tarde la orden de despoblar Valdivia y Osorno? ¿Se sintió sobrepasado en su autoridad por Francisco Hernández, ya que este aparecía actuando motu proprio al despoblar Osorno y fundar un fuerte en Calbuco? Parece que la Historia no responderá esta interrogante, o tal vez, debemos usar otros caminos para este análisis.

Revisando los exiguos antecedentes que conocemos para aclarar la fecha de fundación del fuerte de San Miguel ya vimos que un testimonio dice que los pobladores de Osorno demoraron un mes en llegar a las costas del ReloncavíPero al mismo tiempo tenemos que se instalaron en una llanura llamada Guanaucadonde levantaron un fuerte provisorio. Desde ese lugar –dice Rosales- Hernández Ortiz-Pizarro recogió “alguna comida y ganados” de Men Men y Guanauca y posteriormente fueron socorridos con papas, mariscos y pescados secos desde Chiloé. Guanauca era una encomienda otorgada por el Gobernador García Hurtado de Mendoza “en los términos de Osorno”  a Julián Carrillo quien fue Corregidor de Osorno y comprendía varios caciques y cavíes. El caví principal era Gueñauca o Guanauca que tenía 300 indios tributarios 18.

Para precisar la ubicación geográfica del lugar de esta encomienda agregaremos que con el topónimo Guanauca se conocían aún en 1760 el volcán Calbuco que podía ser reconocido por mar” y  el lago actualmente denominado Llanquihue que era "desaguado por un río que actualmente tiene un salto” (que podría referirse al río Maullín o al río Petrohué). Por lo tanto “la llanura” quedaba en estas cercanías 19.

Cabe preguntarse ¿Cuánto tiempo permanecieron los antiguos pobladores de Osorno en este lugar?. No lo sabemos con certeza.

Jerónimo de Pedraza, corregidor justicia mayor y capitán de guerra de Osorno aparece expidiendo una certificación fechada en Osorno el 02.02.1604. Si la ciudad ya había sido despoblada en esa fecha ¿por qué aparece firmando en ella?. ¿Para conservar el título?. ¿O es que para entonces ni el fuerte de San Antonio de Ribera de Carelmapu y el de San Miguel de Calbuco –algunas de las guarniciones donde debía estar destinado como soldado- habían recibido confirmación oficial de fundación porque la autoridad todavía no había decidido el abandono definitivo de Osorno? 20.

El mismo Pedraza aparece en la ciudad de Castro firmando como “cabo y gobernador de las ciudades de arriba” el 28 de julio de 1604, es decir, para esa fecha Francisco Hernández había regresado al Norte. Luego, otra comunicación de Pedraza –con el mismo título- está fechada el 15 de febrero de 1605 en San Antonio de la Ribera de Carelmapu, lugar hasta donde bien avanzado el siglo XVII tendrán su asiento los gobernadores de Chiloé. Notemos que Alonso de Ribera envió el 11 de noviembre de 1604 los primeros socorros a Calbuco y Carelmapu, ¿fué ese barco que trajo instrucciones precisas para la fundación (mejor aún: para el reconocimiento oficial de los dos fuertes, si bien ocurre que estos estaban de hecho instalados desde el año anterior)? 21.

El cronista Diego de Rosales cita que el Gobernador Ribera, después de saber la pérdida de las “ciudades de arriba”, nombró a su primo el capitán Juan Pedraza de Polanco con el título de Veedor de aquella tierra y que “tomase residencia a Francisco Hernández Ortiz y que con los autos regresase a Concepción”. Parece que Pedraza de Polanco levantó un detallado informe de los hechos. Este escrito que hipotéticamente podría darnos luz sobre la fecha de fundación de Calbuco, desgraciadamente se ha extraviado 22.

Existe la tradición –recogida en 1940 por el presbítero don Francisco J. Cavada –que dice que los españoles llegaron a Calbuco, trayendo la imagen de San Miguel Arcángel, el día de la Ascensión del Señor Jesús. En conmemoración de este fasto se celebraría anualmente en Calbuco la Fiesta de los Indios para esta fecha23.

Mencionamos esta última referencia en cuanto a citar todos los antecedentes conocidos. Respetamos la tradición –sabemos que mientras más lejano e indocumentado el hecho histórico, mayor es la fuerza con que ésta se impone como fuente de conocimiento-, pero en modo alguno queremos estimar la probable fecha de fundación de esta ciudad a través de mitos y leyendas que tanto abundan en la región insular y continental.

CONCLUSION

Finalmente tendremos que reconocer que por las exiguas fuentes documentales existentes no podemos estimar certeramente la fecha de fundación del Fuerte San Miguel de Calbuco. Señalar un día o mes determinado de 1602, es una especulación que sin base documental sólo de buena voluntad se puede sostener y hacer creíble. La Municipalidad estableció en 1989 como fecha de fundación de Calbuco el 4 de mayo de 1602. Este decreto municipal, se dictó sin ninguna base documental y los considerandos allí estimados corresponden a hechos de temporalidad no coetánea, estimaciones ambiguas y diletantes, con relación a los acontecimientos fundacionales del fuerte en el estero Huito, por lo tanto ese decreto bien podría ser revisado24.

El Decreto Exento Nº 333 de 04.05.1989 dice así:

“Vistos y teniendo presente:

Que, la historia de Calbuco y su fundación tienen directa relación con la imagen de San Miguel, que se guarda en la iglesia de esta ciudad, y cuya fiesta se celebra todos los años en el día de la Ascensión del Señor.
Que, la historia de Calbuco se ubica desde fines del siglo XVI, cuando don García Hurtado de Mendoza, llega a esta zona para explorar la región y pernocta con sus tropas por algún tiempo a las orillas del seno de Reloncaví.
Que, a principios del siglo XVII, aproximadamente entre 1600 y 1602, la ciudad de Osorno fue destruida por los aborígenes y los pobladores debieron huir hacia el sur, en busca de comunicación con Chiloé, para tomar contacto y protección de la Gobernación de Castro. En ese peregrinaje por bosques y luego por una larga odisea, el grupo de españoles al mando del Capitán Francisco Hernández y Ortiz, arriba a las costas del estero Huito, lo que hoy sería la localidad de El Rosario y los indígenas que acompañaban a los españoles, al ver el mar gritaron Calbuco, Calbuco, que en mapuche significa Aguas Azules.
Que en acuerdo a los antecedentes históricos recopilados Calbuco, habría sido fundado un día 4 de mayo y
De acuerdo a las facultades que me confiere la ley Nº 18695, Orgánica Constitucional de Municipalidades.

1.- Declárase día oficial de Calbuco, el día 04 de mayo.

(Firmado) Francisco Oyarzún. Alcalde de la I. Municipalidad de Calbuco”

Finalmente el autor de estos textos estima que la llegada a la comarca calbucana por las huestes de Francisco Hernández Ortiz-Pizarro, pudo haber ocurrido en los primeros días de mayo de 1603 y considerando que el día 8 de mayo se celebraba y se celebra en el presente en muchos lugares de Europa y Castilla fiestas en honor a la Aparición del Arcángel San Miguel en el monte Gargano, este fasto habría influido en los españoles para designar con el nombre del Arcángel el fuerte instalado en el estero de Huito. Por lo mismo se propone como fecha origen de la ciudad San Miguel de Calbuco el 8 de mayo de 1603.

Otras investigaciones, la aparición de nuevos antecedentes o una reinterpretación de los hechos podrían hacer variar esta estimación. Por ahora, sin embargo, en estas aproximaciones estamos muy ciertos que 1603 y no 1602 es el año de su instalación25.

NOTAS


1.-CRESCENTE ERRAZURIZ: Seis años de la Historia de Chile Tomo I Santiago 1908 pag. 312

2.-DIEGO DE ROSALES: Historia General de Chile Flandes Indiano Libro V Cap. XXIV Santiago 1877 págs. 375 y 378

3.- DIEGO DE ROSALES: op. cit. Pag 378

4.- ALONSO DE RIBERA: Carta a Su Magestad El Rey fecha el 13.04.1604 EN: Medina Manuscritos tomo 106.
5.- DIEGO DE ROSALES S.J.: op. cit. pag. 379-380

6.-Viaje al Reino de Chile realizado por los Sres. Henry Brouwer y Elías Herckemans en los años 1642 y 1643 EN: Viaje Relativos a  Chile Tomo I de J. T. Medina Santiago 1962 pag.70

7.- Carta a Su Magestad El Rey fecha el 13.04.1604 op. cit.

8.- Cuadernos de Caicaén. Historia y Folklore desde las Islas Nº 1 Calbuco 1992 pp 16-22

9.- Véase los mapas de esta página.

10.-THOMAS O'HIGGINS: Diario de viaje del capitán D. Thomas O'Higgins de orden del virrey de Lima. EN: R. CH. H y G. N° 101 págs. 42-97 Santiago 1942

10ª.- Guanauca fue un lugar de parlamentos y tratativas entre españoles e indígenas. La forzosa jornada desde Osorno había llegado casi a su fin. Era tiempo de honrar los acuerdos, fungir las lealtades mutuas, establecer nuevos pactos. Por un lado, estaba el español huido de su morada, su hacienda quebrada, casi huérfano de un poder que debía recuperar para sobrevivir, del otro lado estaba el indio cona que había acompañado lealmente al fugitivo, confundiéndose con él hasta la precaria seguridad de Guanauca y también hay que considerar a los pobladores de este caserío y de Men Men que habían socorrido a ambos grupos. Desde Guanauca hacia el norte el camino estaba cerrado al español; para el indio era el camino de la aventura, del pillaje o tal vez de la venganza de sus congéneres por haber socorrido al español. De Guanauca hacia el sur estaba el camino de las alianzas y el retorno a la comarca calbucana; a la antigua patria, o la patria de los padres. En vista de las circunstancias, el indio reclamaba su libertad, se declaraba súbdito del rey, Se avecindaría cerca de los españoles, y uno y otro se protegerían del enemigoEl español se comprometía a no encomendar estos indios ni hacerlos tributarios, Conservaría el indígena un estatus diferente a los otros indios del archipiélago. Se establecerían en reducciones. Aquí se crean elementos jurídicos nuevos, ya la situación no tiene nada que ver con el estado anterior, se crean nuevas relaciones, nuevos cargos, y otro estatus para estos indios. Situación de lealtad que, salvo algunos períodos de denodado abuso contra los reyunos por los Gobernadores de Chiloé, transcurrió invariable durante todo el período hispano.

11.- Relación de Méritos y Servicios de Francisco Velázquez y Vera. EN: Archivo Nacional de Santiago de Chile Fondo Real Audiencia tomo 1500 fs 64 y ss.

12.- ROBERT FITZ-ROY: Narrative of the Surveying Voyages... London 1838 Tomo II pp. 387

13.- Francisco Fonck recogió la leyenda publicada por Fitz-Roy comparando la situación de los fugitivos de Osorno con la que vivieron los 10.000 mercenarios griegos contratados por Ciro y  dirigidos por Jenofonte cuando, después de meses de vagar por la Persia, la avanzada alcanzó la cumbre del  Monte Teques y divisaron el mar, un griterío se transmitió de boca en boca: “thalassa, thalassa”, es decir el mar. “Entonces todos subieron corriendo y se abrazaban con lágrimas los unos y los otros” (Jenofonte: La Expedición de los Diez Mil Libro IV Capítulo VI).

14.- Alonso de Ribera: Carta a Su Majestad el Rey. 13.04.1604 VIDE: MM t. 107 pp 22-32. Dice: "En la de veinte y dos de febrero avise a V.M., como en parecer de las personas de más experiencia deste reino, envié orden para retirar los fuertes de Valdivia y Osorno donde llegó el pataje a trece del dicho y sacó a cuarenta y cuatro hombres que habían quedado en la dicha Valdivia muy necesitados que de necesidad no aguardaban sino la muerte, luego pasó a Chiloé, y cuando llegó habían ya retirado el fuerte a quince de mayo (marzo?), por la imposibilidad que tenían de sustentarse y porque en una escolta les habían degollado diez y seis hombres de 80 que habian quedado. Estaba la dicha gente retirada diez leguas la vuelta de Chiloe, en un puesto llamado Guanauca, donde habian algunos indios de paz, y llegádome orden se retiraron a Calbuco, no obstante yo les había escrito viniesen a Carelmapo hacerme relación que el dicho puerto de Calbuco es más a propósito que Carelmapo para reparar a Chiloé y su comarca y los indios de paz que están en el dicho Calbuco y Carelmapo, y los retirados de Osorno para hacer la guerra a Puraillo, que es provincia de mucha gente y la que inquieta a Chiloé".

15.- Carta de Alonso de Ribera al Rey de 05.05.1604 EN: Medina Manuscritos Tomo 106

16.- El historiador Don Isidoro Vázquez de Acuña dice que “los emigrados [de Osorno] tardaron 26 días en llegar a Carelmapu en octubre de 1602”. VIDE: Las Vías de Comunicación y Transporte Australes (Siglos XVI al XX). Santiago 1999 pp. 13

17.- Crescente Errázuriz: Seis años en la Historia de Chile Santiago 1908 Tomo II. Pp, 336

18.- Archivo Nacional Fondo Real Audiencia Vol. 2284 fs. 22, 208, 224.
En 1585 el encomendero Carrillo tenía centenares de ovejas, vacunos, caprinos y cerdo. Los indios se ocupaban en los obrajes de lana cuyos productos eran vendidos en unos 12,000 pesos, suma considerable en esa época. Además de cultivaba lino, se recogía oro y se fabricaba miel. VIDE: Mario Góngora: Encomenderos y Estancieros. Santiago 1970 pp. 24

19.-MANUEL DE AMAT Y JUINENT: Historia Geográfica y Hidrográfica  EN: R.CH.H.G- Tomo LV 1027 N° 59 pp. 336

20.- Don Gabriel Guarda O.S.B. la más importante autoridad en el estudio de la Historia Urbana del Reino de Chile escribe en su obra homónima que la ciudad de Osorno se despobló en 1604 (VéaseHistoria Urbana del Reino de Chile pp. 53) De otra parte, para estimar la fecha de fundación de Calbuco, el mismo autor sigue en todo el Diario de T. O’Higgins que estima el año 1602 como data de fundación.

21.- Sobre el documento de Pedraza ver Archivo Nacional de Santiago Fondo Real Audiencia vol. 1182

22.- DIEGO DE ROSALES: op. cit. Tomo II pp. 420 (Otros autores atribuyen este informe al capitán Tomás de Olavarría).

23.- FRANCISCO J. CAVADA: Historia Centenaria de la Diócesis de San Carlos de Ancud. Padre de las Casas 1940 pp. 100.

24.- V.G: Tenemos el ejemplo de la ciudad de Valdivia: el insigne historiador D. G. Guarda, después de toda una vida dedicada al estudio del pasado valdiviano, descubre que la ciudad fué fundada en una fecha distinta a la cual la Historia Oficial establecía.

25.- El gran historiador francés Lucien Febre –de quién me considero modesto seguidor- en su obra Combats pour L’Histoire dice: “si el historiador no plantea problemas o planteándoselos no formula hipótesis para resolverlos, está atrasado con respecto al último de nuestros campesinos. Porque los campesinos saben que no es conveniente llevar los animales a la buena de Dios en el primer campo que aparezca: los campesinos apriscan el ganado, lo atan a una estaca y le obligan a pacer en un lugar mejor que otro. Y saben por qué”. Me remito a esta idea porque no ha sido fácil discrepar con la fecha de fundación de la ciudad, especialmente con “gente de la cultura” allegados al poder local. Es cosa sabida que cuando alguna idea incierta se entroniza en la generalidad de las mentes, no hay fuerza humana capaz de cambiarla. Haremos porfiadamente el intento.